La belleza encerrada

Aparte de las grandes obras de Velázquez, Goya, Rubens y el resto de maestros de la pintura que pueden encontrarse en el Museo del Prado, la pinacoteca madrileña dispone de otras obras muy especiales, en pequeño formato, que se muestran ahora en la exposición «La belleza encerrada«.

La belleza encerrada

Hasta el 10 de noviembre, los visitantes del museo podrán descubrir las 281 obras expuestas, que tienen en común su pequeña dimensión y la riqueza técnica con la que están hechas, que invita a una observación cercana y detenida.

Pequeños retratos, cuadros de gabinete, esculturas,… que recorren desde el siglo XV de Fra Angelico hasta el siglo XIX español con las luminosas pinturas de Mariano Fortuny. El recorrido de la exposición, dividida en XVII pequeñas salas, ayuda al visitante a fijarse en estas joyas artísticas, que en muchos casos no se exponen con regularidad, y que cuando lo hacen son eclipsadas por los cuadros más grandes y conocidos del Museo.